TEORÍA DE LA LLUVIA DOMINGUERA




¿POR QUÉ LLUEVE HABITUALMENTE LOS FINES DE SEMANA? – No sé si te habrás fijado pero, en época de lluvias, hay muchas semanas que no cae ni una gota en día laboral y se tira el viernes por la tarde y todo el fin de semana cayendo el diluvio universal.

Pues tengo una teoría acerca de este fenómeno y es que “LA NATURALEZA, CON SU INFINITA SABIDURÍA, ACUMULA CONTAMINACIÓN EN DÍAS DE DIARIO Y APROVECHA PARA LAVARSE CUANDO BAJA EL FLUJO DE DIÓXIDO DE CARBONO.”.




Y no es que la naturaleza sepa que llega el fin de semana y quiera pasarlo por agua, es que, si te das cuenta, nos tiramos de lunes a viernes coche ‘parriba’, coche ‘pabajo’, avión a Barcelona, avión a Madrid, barco a las islas, ferry a la península, chimenea encendida, calefacción a tope… y claro, eso va cargando el aire de residuos contaminantes y de famosas “boinas” sobre las ciudades.

La naturaleza, que nos quiere mogollón, tiene un aguante de 4 días y medio que, con la cantidad de mierda que producimos, es mucho, más de 100 horas, y los viernes por la tarde decide que ha llegado el momento de darse un lavado.

Realmente, si la semana laboral fuese de jueves a lunes, y el fin de semana fuese martes y miércoles, se tiraría lloviendo desde el lunes por la tarde hasta el miércoles por la mañana…

Y podéis pensar… ya, y en Semana Santa ¿qué?, pues en semana santa, y periodos de vacaciones, lo que pasa es que los desplazamientos se multiplican en todos los medios de transporte, por lo que la Naturaleza tiene que hacer horas extras y limpiar por zonas, haciendo que el 90% de Semanas Santas caiga lo que no está escrito.

¿Y en verano? En verano, aunque la gente viaje, hay muy poca humedad por el calor y la pobre madre tierra acumula el poco agua que puede y la suelta antes de que se vuelva a evaporar, provocando las conocidas tormentas de verano, que duran un ratito, lo suficiente para darnos un respiro.

Yo me he preguntado muchas veces que por qué no llueve sólo por la noche… y por fin he encontrado la respuesta, si sólo lloviera por la noche, perderías la oportunidad de comprar un paraguas transparente y disfrutar de la lluvia mirando al cielo… Porque un paraguas transparente no es sólo un paraguas, es un escaparate a las estrellas…




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies