TEORÍA DEL ZOMBI EN EL BUFÉ




COMIIIIIIDAAAAAAA… – Como no veo bien sin gafas, he desarrollado la capacidad de reconocer a las personas por sus movimientos. Cuando voy por la calle y veo a alguien conocido de lejos, le reconozco por sus andares. Esta capacidad hace que me fije mucho en los movimientos de las personas y que sea capaz de visualizar patrones.

Esta semana, mientras muchos de vosotros pasabais frío y soportabais lluvia, he estado bañándome en la playita y patinando en las Islas Canarias. Allí me he alojado en un hotel de tres estrellas con un bufé para el desayuno que ya quisieran hoteles de cinco estrellas.

Desayunando, todavía con el ojo pegado, me he estado fijando y tengo una teoría acerca del comportamiento de las personas en los bufés…

La teoría es que “LOS SERES HUMANOS SE CONVIERTEN EN ZOMBIS CUANDO ENTRAN EN UN BUFÉ LIBRE”

Y es que hay que ver la coreografía que se monta cuando van a llenar sus platos…




La verdad es que es bastante curioso. Si echas un vistazo rápido, parece que los movimientos son anárquicos, sin ningún patrón pero, si te fijas un poco, te das cuenta de que realmente afloran los instintos primarios. Eso unido a que normalmente no se tiene muy claro dónde están los alimentos que quieres y que hay cosas en el bufé que nos sabes muy bien qué son, generan unos movimientos bien definidos que recuerdan al videoclip Thriller de Michael Jackson.

Para observar bien el fenómeno hay que ir cuando más gente haya, es decir, cuando quede media hora para que cierren. Parece Walking Dead… Todos con unas caras de sueño que no pueden con ellas, con unas ojeras dignas de un habitante del inframundo, con los pelos como Rocío Jurado, andando arrastrando los pies, con la primera ropa que han pillado de la maleta, moviéndose por impulsos y corrigiendo continuamente su trayectoria.

Aún así, el conjunto se cruza con una precisión pasmosa, incluso algunos se detienen en el camino y cambian de sentido… pero no se produce ningún choque, parece que lo tienen ensayado. Y es que he llegado a ver a 50 personas en 20 metros cuadrados moverse entre ellos, cruzarse, cederse el paso, recular, dar la vuelta, correr… todo ello con platos en las manos, con la taza del café, con la servilleta, con un cruasán en la boca… y ningún choque…

Si condujesen de la misma forma, no habría atascos ni accidentes en la carretera… yo creo que deberían instalar bufés en las autopistas… para que luego digan que hablar por el móvil mientras conduces es peligroso… y patinar en madrid ni te cuento…




9 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies