TEORÍA DE LA MANZANA UNIVERSAL DE ANDREY




EVA, NO TOQUES LA MANZANITA, GUAPA… – El otro día me escribió un mensaje privado Andrey Kramer, un chaval de 13 años. Me explicó que tenía una teoría acerca del Universo y quería compartirla conmigo. Me encantó que una persona tan joven tuviera esas inquietudes. Creo que llegará lejos si ya se está planteando cómo es el universo. Para que luego digan que la juventud está por ahí delinquiendo… 🙂

Con su permiso, he cogido su teoría y la he ampliado un poco para darle forma y para adecuarla al estilo de este blog.

El caso es que Andrey tiene una teoría acerca del universo: “NUESTRO UNIVERSO ES UNA MANZANA EN UN CESTO DE MANZANAS”.

Y esto, además de explicarse de forma sencilla, nos da pie a comprender otros fenómenos que se producen en ese vasto espacio (que menos mal que no hay que limpiar).

El Universo, nuestro universo, es una de esas manzanas del cesto. Al ser redonda nos puede parecer infinita. Es como cuando vas a Australia, que si te vas más lejos ya estás volviendo… (Juanjo, cómo te echo de menos!!!)




Antes de que se descubriera que la tierra era redonda, un viajero que emprendiera camino siempre en la misma dirección, volvería al punto de partida y se daría cuenta de que la Tierra es redonda, pero si se desviara un poco de su camino, no volvería al punto de origen y podría estar dando vueltas siempre, pensando que la tierra es infinita… En el caso de nuestro Universo, no hemos podido todavía llegar tan lejos para volver al punto de partida, pero todo se andará…

Andrey dice que el Universo se encuentra en la nada… yo creo que esa nada no es más que un cesto de mimbre donde comparte espacio con más manzanas, más universos, que tienen puntos en contacto entre ellos… la imagen creo que es clara.

También habla de los agujeros de gusano. Éstos no son mas que “atajos” en el espacio-tiempo para llegar a puntos alejados de nuestro universo. Es como el gusano que se come la manzana. Si rodeara la manzana, tardaría más en llegar al otro lado pero, si se la va comiendo por dentro, llega antes a cualquier punto. De hecho, todo esto explica dos cosas: los universos paralelos y los agujeros negros, por los que me preguntó colotrombo el otro día.

Imaginemos que se forma un agujero de gusano que atraviesa todo nuestro universo… si llega al otro extremo y da la casualidad que otra manzana, otro universo, está justo en contacto con el nuestro donde se abre ese agujero de gusano, podríamos viajar a través de él a un universo paralelo. Sería también una manzana, pero quién sabe si reineta o golden.




Si por el contrario, el agujero de gusano acaba en una zona en la que no está rozando ninguna otra manzana, en uno de los huecos que quedan en el cesto, si viajamos a él nos caeríamos al fondo del cesto, produciéndose lo que llamanos un “agujero negro”, y nos daríamos un golpe considerable…

Así que Andrey, no me queda más que felicitarte por tener una mente inquieta y animarte a que sigas preguntándote todo, todo el tiempo… Y termino con un par de preguntas filosóficas: Si las manzanas están en un cesto… ¿quién las ha metido allí? y lo que es más importante… ¿qué pasará cuando el dueño del cesto tenga hambre?




11 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies